La estupa de Boudhanath en Katmandú restaurada tras el terremoto.

La estupa Boudhanath de Katmandú (Nepal), uno de sus más icónicos monumentos, acaba de ser restaurada tras el terremoto de 2015. Se trata de uno de los primeros tesoros patrimoniales nepalís recuperados tras el tragedia que asoló el país.

boudhanath-estupa-foto-wreindl-11-11-16
La estupa justo antes del terremoto de la primavera de 2015 (foto wreindl)

Según una  información del Herald Tribune cuyo vínculo puedes ver más abajo, la reinauguración se producirá el 22 de noviembre con una ceremonia budista. El periódico informa que las labores de reconstrucción han permitido recuperar la parte superior de la estructura, en la que están ubicados los ojos de Buda, que resultó completamente derruida tras el seísmo. Además apunta a que los trabajos han sido posibles gracias a una iniciativa local que consiguió recaudar 2,1 millones de dólares la mayor parte de los cuáles fueron destinados al oro con que está recubierto el pináculo superior.

boudhanath-estupa-foto-j-fynn-cc-by-sa-4-0-11-11-16
Noviembre de 2015, cuando comenzaron las obras de reconstrucción (la foto es de J.Fynn CC BY SA 4.0)

Boudhanath es una estupa budista ubicada a 11 kilómetros del centro de Katmandú, la capital de Nepal. Se trata de una estructura semiesférica, la mayor de Nepal y una de las mayores estupas tibetanas del mundo de estas características. Aunque diversas fuentes apuntan a fechas distintas para su construcción, esta debió producirse a finales del siglo VI o principios del siglo VII. La estructura sobre la que está asentada la estupa -tres terrazas de forma cuadrada- hacen que el conjunto represente un mandala. La UNESCO declaró la estupa Patrimonio Mundial en 1979 como uno de los lugares protegidos en el Valle de Katmandú.

Para saber más de esta noticia:

Aquí puedes leer la información del Herald Tribune, en inglés.

Más información sobre la estupa:

Aquí, en inglés.

La foto de la estupa en reconstrucción es de Christopher J. Fynn – Own work, CC BY-SA 4.0, 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *