El Duomo de Milán y la rehabilitación de sus agujas y chapiteles

La rehabilitación de la Catedral de Milán (Italia), o Duomo, es uno de esos proyectos continuos que parecen no acabar nunca. En estos momentos se desarrollan al menos tres procesos en paralelo del que el más singular es la rehabilitación paulatina de sus agujas y chapiteles; pero además se acometen obras en el lado norte del crucero; y finalmente se está instalando una iluminación exterior nueva. En estos momentos se habla de una fase conjunta de restauración que se prolongaría entre 2016 y 2020.

duomo-milan-foto-dootdorin-31-10-16
La imponente fachada del Duomo de Milán (Foto dootdorin)

Bajo el eslogan “Adotta una guglia” es decir, “Adopta una aguja”, la Veneranda Fabbrica, que es la institución encargada de la conservación del Duomo, desarrolla un programa de patrocinio privado para la restauración de sus 135 pináculos y de  las esculturas, fundamentalmente santos, que los rematan (la aguja mayor está coronada por una imagen de la Virgen María, la Madonnina, de más de 4 metros de altura y confeccionada en cobre dorado: su rehabilitación ya está culminada). Iniciado en 2012, no hay fecha prevista para su finalización. Los andamios están permanente presentes en la zona superior del Duomo aunque, lógicamente, se van desplazando a medida que se acomete o finaliza una actuación concreta.

En octubre de 2016 también hay un andamio que se eleva y cubre por completo el brazo norte de la catedral, está cubierto con una lona impresa con una imagen de la propia catedral aunque también con un anuncio. No hay información sobre cuándo podrían estar terminados esos trabajos. En las mismas terrazas se realizan labores para la restauración de otros elementos decorativos y estructurales; también se instala, entre octubre y diciembre de 2016, la nueva iluminación exterior. La catedral puede ser visitada. Además existen visitas guiadas a las obras que se realizan en las terrazas.

En estos momentos la visión, y las fotografías, del Duomo no se ven muy afectados por los andamios.

duomo-milan-foto-bodhisattwa-cc-by-sa-3-0-31-10-16
El Duomo de Milán en junio de 2016 en la que pueden observarse algunos andamios en la parte superior. (Foto by boodhisattwa CC-BY-SA 3.0)

El elemento común de la mayoría de estos trabajos tiene que ver con el análisis, casi piedra a piedra, del estado de los ornamentos góticos de la catedral. Los especialistas analizan si las distintas piezas de marmol deben ser restaurados o sustituidos ante el riesgo de que puedan desprenderse. En otros casos se habla incluso del riesgo de estabilidad del propio edificio. Y el enemigo, en buena parte de los casos, es la contaminación que se ha fijado sobre la piedra y la pone en riesgo.

El Duomo de Milán es una de las más bellas catedrales católicas, además de uno de los más grandes, de todo el mundo. Se trata de un edificio gótico que  fue comenzado a construir en 1386, aunque oficialmente se considera que no fue concluido hasta mediados del siglo XX; por ello cuenta también con elementos renacentistas y neogóticos. En su decoración exterior destacan sus gárgolas y sus 135 agujas, mientras que en el interior el elemento más destacado son sus grandes vitrales, considerados, también, como de los más grandes en las construcciones cristianas.

Ficha Duomo de Milán
Fechas de inicio y finalización: Imprecisas; en estos momentos de habla de una fase de restauración que se prolongará entre 2016 y 2020.
Andamios: sí; en el transepto norte, en las terrazas y sobre algunas agujas.
Acceso: sí; las obras de la terraza pueden visitarse.

Para saber más de los distintos trabajos con información actualizada:

En italiano, en la misma página del Duomo.

Para saber más sobre el Duomo.

Aquí, en italiano e inglés, la página oficial

Aquí, en español.

La segunda de las fotos del Duomo que ilustra esta página By Bodhisattwa – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5031229

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *